Aunque aparentemente tu bebé no entienda cada palabra que dices, la comunicación entre mamá e hijo, desde el mismo vientre, resulta clave para su desarrollo. Estudios aseguran que la voz de la madre ayuda a calmar las emociones del bebé, crear fuertes conexiones emocionales, estimular su desarrollo mental y emocional, facilitar su desarrollo con su entorno y por supuesto promover la pronta adquisición de la lengua materna. ¿Sabes cómo lograr una efectiva comunicación con tu bebé? ¡Aquí te contamos!

1. No te enfoques tanto en lo que dices sino en cómo lo haces; puedes recurrir a hacer la mímica de lo que estás contando, cantarle, decirle piropos o inventar canciones; aunque no entienda lo que le comuniques, el bebé empezará a registrar los mensajes; asimismo, el lenguaje corporal que emplees le brindará pautas de comunicación, que pronto querrá imitar. 

2. Háblale centrando tu mirada en él: De esta manera le estarás comunicando que él es el centro de atención, al igual que le ayudarás a desarrollar la observación visual.

3. Haz que otros miembros de la familia le hablen; no sólo la mamá y el papá deben hablarle al bebé, es importante que otros miembros de la familia interactúen con él; de esta manera empezará a identificar las voces y particularidades de cada persona.

4. Incentiva su curiosidad por el mundo cuando salgan de la casa; ayúdale a conocer todo lo que tiene a su alrededor, describiendo su entorno. 

5. Consiéntelo cuando le hables: haz todas las tonalidades de voz, susurros y sonidos que puedas, ya que además de captar su atención y divertirle también le estás demostrado afecto.